Tag Archive: mago


Imagen 2A finales de diciembre del pasado año tuvimos el gusto de entrevistar a uno de los magos más geniales del panorama nacional: Karim. Gracias a la Gran Escuela de Magia “Ana Tamariz” y dentro de la labor que realizamos como cronistas oficiales, y de la que nos sentimos muy orgullosos, nos encontramos con este ovetense en el mítico Teatro Alfil. Allí nos contó algunas cosas.

Karim es un mago multidisciplinar con distintos shows, tal y como nos cuenta en la entrevista, en los que mezcla la magia, rama en la que es un experto, como demuestra no sólo su dilatada trayectoria profesional sino también los galardones que a lo largo de esta la comunidad mágica le ha concedido, y en los que también salpimenta con un humor descacharrante que le hace especialmente interesante.

Como ejemplo, aunque hay muchos más, Karim fue galardonado con el Premio Frakson del año 2004 y con el premio del Congreso Nacional de Francia un año después. En la rama del humor fue premiado en el Congreso Nacional de Zaragoza (2004) en la categoría de magia cómica. Además es relevante mencionar que Karim es cómico habitual en Paramount Comedy y actualmente actúa por toda nuestra piel de toro con un show que le esta reportando muchos éxitos y que ha bautizado “Kamino de Risas”, muy recomendable y del que nos habla también en la entrevista.

Sin más dilación os dejamos con esta interesantísima entrevista donde Karim nos habla sobre su forma de entender la magia, sobre la Gran Escuela de Magia “Ana Tamariz”, sobre sus espectáculos, sobre sus influencias y sobre muchísimas cosas más que interesaran tanto al púbico profano como al experto mago que quiera conocer de primera mano a Karim.

Os dejamos con la entrevista y ¡que viva la magia!

Agradecimientos:

– Gracias a Karim por recibirnos, por hablarnos con tanta claridad y por conectar tan rápido. Gran mago y gran persona. Un placer.

– Gracias a Ana Tamariz por toda la gestión. Siempre un gusto y un honor ejercer de cronistas de la Escuela.

– Gracias a Teatro Alfil por el espacio para la entrevista.

Anuncios

Las palabras mágicas

“El infante a penas superaba los seis años de edad, y ya mostraba unas dotes extraordinarias para la prestidigitación. Su maestro, Monsieur Bonnet, era un reputado ilusionista, avezado en las más complejas ramas de la magia y un estupendo teórico reconocido por sus colegas de profesión que en aquella etapa de su vida había decido dedicar todos sus esfuerzos, como suele ser costrumbre entre los más grandes magos, a la formación e instrucción de nuevos artistas.

El jovencísimo Antoine Gaudet trabaja durante todo el día en el taller de su maestro, construyendo nuevos artilugios, preparando los espectáculos de los aprendices más avanzados y estudiando intensamente día y noche para cumplir con las expectativas que Monsieur Bonnet tenía puestas sobre él.

Pasaron los meses y Antonie Gaudet se estaba convirtiendo en uno de los mejores alumnos de la escuela, no obstante la mente de aquel niño seguía dando vueltas a una incógnita que lo atenazaba desde que comenzó los primeros días como aprendiz de mago.

Una noche, justo después de un excelente espectáculo que la famosa escuela de Monsieur Bonnet había ofrecido en la pequeña ciudad de Asnières-sur-Vègre, el joven aprendiz detuvo a su maestro, y aprovechando el alborozo, le inquirió de la siguiente manera:

– Querido maestro, sabe que desde que llegué a esta ilustre escuela he depositado todos mis esfuerzos, trabajando con tesón para satisfacerle – el maestro asintió solemnemente, ratificando todas las palabras del aprendiz – durante todo este tiempo he practicado todas las ramas de la magia, he estudiado las técnicas y métodos y he profundizado en las teorías más complejas – Monsieur Bonnet se apoyó sobre un baúl cercano y terminó de escuchar al joven – Pero después de todo este estudio, le ruego maestro ilustre mi mente y me libere de esta duda que atenaza mi alma día y noche, revelándome las auténticas palabras mágicas que se esconden detrás de nuestro arte.

Monsieur Bonnet lo miro por encima de sus anteojos, y viéndose reflejado en aquel joven muchacho, solo pudo sonreír, sintiendo en su corazón la fuerza que a veces irradia la ilusión de un niño.”

 

Pequeño relato basado en una bonita anécdota que un día nos contó nuestra amiga y directora de la Gran Escuela de Magia, Ana Tamariz. Que vaya este relato a ella dedicado y a todos los que aún sienten el niño interior que ocupa sus corazones.

 

¿Quieres colaborar con La Voz de Raudive? Escribe un micro relato a  lavozderaudive@gmail.com y te lo publicaremos. ¡Os esperamos!

Por arte de Birlibirloque

Ha pasado más de un mes desde la última vez que vi Birlibirloque y todavía tengo en mi cabeza un recuerdo mágico de aquel día.

Jorge Blass presentó su último montaje mágico en el Teatro Compaq de Gran Vía. Durante tres semanas el famosísimo mago madrileño llenó la capital de mariposas de colores, de esas mismas que se notan en el estómago cuando vivimos algo especial.

El Teatro Compaq era perfecto para el evento y Jorge tuvo el gusto de ambientarlo con un toque mágico que podía apreciarse si se miraba con los ojos de un niño. Desde el principio una música muy peculiar que invitaba al despegue mental y al “dejarse llevar” sonaba como hilo musical entre las butacas del teatro. A mi entender, esta idea, era la que después se mantendría durante todo el espectáculo.

Como sabéis, no es costumbre en nuestras crónicas destripar los entresijos de los shows, así que mejor os contaremos lo que percibimos desde nuestros asientos. Jorge empezó muy potente  con la música en directo de Nacho Mastretta, y se decantó por un juego de manipulación en el que las cartas surgían de las manos del mago como por arte de magia. A partir de ahí un carrusel de emociones y de efectos variados y muy entretenidos.

Un breve recorrido por la historia de la magia y su evolución, y por supuesto un recuerdo a los grandes maestros, un enorme Juan Tamariz se proyecto sobre la blanca tela del teatro como hermoso homenaje que no podía faltar.

Desde la desaparición y aparición de espectadores, pasando por la magia poética en forma de una hermosa bailarina que representaba a la luna, hasta un divertido juego de mentalismo con la ayuda de un ipad. Jorge Blass supo sacar partido a su nuevo espectáculo y lo pobló de distintos efectos mágicos que se ganaron el merecido aplauso del público que gozó enormemente durante casi una hora y media.

Esto es lo que vi. Ahora bien, también está lo que sentí allí, en mi opinión casi más importante. Salí del teatro con una sensación muy peculiar que entiendo debe responder a la voluntad de quien ideó Birlibirloque. Uno siempre goza viendo magia, y lo hace porque, como bien dice el maestro Juan Tamariz permite al espectador sacar al niño pequeño que lleva dentro, no obstante la sensación posterior al efecto mágico es muy importante. Por eso, mantengo vivo en mi memoria la emoción de la magia, y esto es así porque, desde mi experiencia, Jorge Blass consiguió crear un verdadero ambiente mágico. Un espacio apartado de la mundana realidad que terminaba donde empezaba el exterior y que nos permitía creer que allí ocurría algo mágico, que allí podía pasar lo imposible.

No podemos olvidar, ni dejar de mencionar, la excelente compañía con la que vimos Birlibirloque aquel 7 de octubre: Ana Tamariz, Manuel Vera, Julio Sánchez, Elena Torner, Laura Llano, Eduardo Esteban, Alvaro Roman, Mago Jota y Alfonso Buenavista y por supuesto no podemos olvidar el importante día que celebrábamos, el cumpleaños de Ana Tamariz.

Os dejamos una instantánea, realizada (como no podía ser de otra forma) por Paloma Canseco (@theberryblues), nuestra fotógrafa de magos, y que queda como recuerdo de aquella bonita noche. De izquierda a derecha: Borja Medina, Daniel Tamariz, Mago Jota, Ana Tamariz (abajo), Elena Torner (abajo), Eduardo Esteban, Jorge Blass, Julio Sánchez, Alvaro Román, Laura Llano, Alfonso Buenavista y Manuel Vera. – Pinchad en la foto para verla a tamaño completo –

Agradecimientos:

– a Jorge Blass por recordar la potencia de la magia como arte y por idear y continuar creando nuevos espectáculos.

– a Ana Tamariz por dejarnos compartir con ella un día tan importante. Nos sentimos honrados y felices.