rashomonEn la Voz de Raudive hemos querido abordar, en esta ocasión, una cuestión psicológica, del pensamiento. Como siempre, nos interesamos y buscamos temas que estén relacionado con nuestras motivaciones (la magia y el misterio) y que esperamos que también sean las vuestras.

En esta ocasión vamos a hablar brevemente sobre el denominado Efecto Rashomon. ¿Qué es esto? Es un fenómeno en el que interviene la subjetividad del individuo y a través del cual varias personas interpretan un mismo acontecimiento de manera diferente, a pesar de haber estado ante el mismo suceso y de no estar equivocada ninguna de ellas.

Este idea proviene o fue desarrollada con mayor fuerza y a través de ahí adquirió relevancia, con la película de Akira Kurosawa titulada “Rashomon”. En este film se producía un asesinato y este se iba relatando desde diferentes puntos de vista, a pesar de que todos habían visto lo mismo y ninguno estaba mintiendo, las historias del asesino, de cada uno de los testigos y del propio narrador eran completamente distintas.

¿Qué provoca el efecto Rashomon? Es decir, ¿porque unas personas ven un mismo acontecimiento de una manera y otras personas de otra? Pues aunque resulte arquetípica la respuesta son elementos como la situación emocional en la que nos encontramos, las experiencias pasadas o las expectativas futuras las que marcarán nuestro punto de vista sobre el evento vivido. Quizás estas dos últimas son las más importantes, básicamente la experiencia determinará la visión de un acontecimiento presente.

El historiador y filósofo Thomas Kuhn define en su libro “La estructura de las revoluciones científicas” o al menos relaciona este efecto diciendo “dos grupos cuyos miembros tienen sensaciones sistemáticamente distintas al captar un mismo estímulo, en cierto sentido viven en mundos diferentes”.

Por lo tanto, debemos reflexionar (cada uno en su campo) de que manera puede influirnos o podemos utilizar el efecto Rashomon.

Que cada uno piense si lo que ha visto esta mañana o si la cena que va a tener esta noche con unos amigos, es real. Es decir, si a pesar de vivir la misma cena, la experimentará de una manera completamente distinta que el resto de comensales y, por lo tanto, si a fin de cuentas esta percibiendo una verdadera realidad o una realidad ficticia aderezada por ciertos elementos personales. Un auténtico misterio.

Anuncios