imagesUna breve referencia, como una pequeña nota de página en la hoja de una novela. No quiero destripar los entresijos de una conferencia que dos grandes de la magia, Dani DaOrtiz y Woody Aragón, van a rodar por tierras americanas en breve.

El pasado jueves 4 pude disfrutar de un estupenda conferencia que los mentados ilusionistas impartieron en ese rincón cada vez más especial y representativo de Madrid, Teatro Encantado. Desde las 18.00 hasta las 20.00 escuchamos a Dani y a Woody exponer ante nuestros oídos el proyecto titulado 52 friends que han preparado y que, como digo, van a mover por los Estados Unidos de América.

Primero un bloque en el que Woody nos enseñó un efecto estupendo y muy bien orquestado y luego otro bloque, en este caso bajo la dirección de Dani, en el que nos habló de su última publicación C-10 y que, como es habitual en sus ideas, funcionó a las mil maravillas y consiguió arrancar un ¡Oh! o cara de asombró entre los magos presentes.

Después el tercer (y a mi parecer más interesante, sin restar nada a los otros dos) bloque de la sesión. En un mano a mano, y haciendo honor al subtítulo de la conferencia, Dani y Woody hablaron del estilo. Ellos, como magos profesionales con muchas tablas a sus espaldas y una estupenda carrera que avala su trabajo, expusieron su experiencia (desde la humildad que les caracteriza), y como en un maravilloso mercadillo (sepan perdonar el símil) ofrecieron su experiencia para quien quiera tomarla y forjar una personalidad propia en la magia con ella.

Bien es cierto, y así lo expusieron ambos magos, que es corriente encontrar en la magia (no entre las cabezas de cartel que están claramente diferenciadas) una gran cantidad de magos que actúanimages33 de manera parecida, realizar juegos parecidos y que, como extraños clones, parecen provenir todos de un mismo molde. Este es un error que todos cometemos (y como aficionado a este arte, me incluyo) y provoca que, a pesar de poseer todos una personalidad distinta, funcionemos ante los públicos bajo el mismo esquema de funcionamiento, y utilicemos actuación tras actuación, los mismos gags, las mismas expresiones y, a fin de cuentas, el mismo estilo.

Dani terminaba (y permitidme que también lo haga yo), en la recta final de la conferencia, diciendo que lo primero que tiene que tener el mago es una concepción y después. desde esa concepción, ya puede alcanzarse todo el desarrollo de la personalidad del mago. Un estupendo consejo que dejo para que cada cual absorba, haga suyo e interprete.

Mi felicitación, desde este blog, por 52 friends, que a buen seguro triunfara allá donde vaya.

¡Que viva la magia!

Anuncios