“Noche cerrada, negra como el tabaco que anublaba un callejón de adoquines empapados por la incesante lluvia. Cerca del club de jazz, donde un contrabajo acompañaba al piano más triste de la ciudad, un cuerpo sin vida yacía retorcido junto a las basuras.

—Otra vez ha vuelto a actuar… —advirtió el agente dirigiéndose a su superior.

—Ya veo… —respondió el subinspector mientras extraía una estilográfica de oro de un bolsillo del desaliñado cadáver—. Es imposible que este pobre diablo escribiera con una Meisterstück, ¿no?

La música dejó de sonar mientras el subinspector se dirigía hacia los neones que iluminaban tenuemente el callejón.

—Estupendo solo de piano… ¿Puedo pedirle un autógrafo? —preguntó el policía mientras introducía la ensangrentada estilográfica en el bolsillo de la camisa del pianista de color.

—¿Soy el siguiente…?

—Así es… —sentenció el subinspector mientras una bala silbaba desde el silenciador de su pistola.”

 

Autor: Ricard Mágar (@ricardmagar)

 

Para nosotros es un auténtico placer contar en La Voz de Raudive con las líneas de Ricard Mágar en forma de micro relato. Os dejamos link pinchando aquí a la página web de este escritor, científico y músico al que no debéis perder la pista. “Detras de la triste mirada” y “De canciones de cuna a réquiem” son dos títulos que muy pronto desearéis leer. Nuestro profundo agradecimiento por esta colaboracion.

 

¿Quieres colaborar tu también con La Voz de Raudive? Escribe un micro relato a lavozderaudive@gmail.com y te lo publicaremos. ¡Os esperamos!

Anuncios