“El reloj despertador marcaba las 4.15 y la cabeza parecía que me iba a explotar.

¿Cómo es posible que haya soñado algo tan real? Parece que lo que me ha pasado haya sido verdad…

Recuerdo que eso era lo que pensaba cuando escuche las sirenas de un coche de policía, y aun hoy pienso en este cubiculo que es ahora mi hogar.

Al día siguiente de ese sueño, recuerdo que todos los noticiarios del día abrían con la noticia “DETENIDO EL ASESINO INSOMNE….”

 

Francisco Jiménez (@pakoto01)

Anuncios