En La Voz de Raudive hemos querido estudiar en unas breves líneas introductoras el Transhumanismo. No es algo nuevo, debo reconocerlo, pero si es cierto que desde hace unos años, y con el avance lógico de la tecnología, ha comenzado a ser relevante y estar en boca de la gente de a pie. No soy ningún experto en el tema y a medida que escribo estas líneas descubro nuevos datos, solo deseo que el lector se sorprenda conmigo en este monográfico.

¿Que es el transhumanismo? Filosóficamente hablando sería la conexión física y metafísica entre el ser humano y la tecnología. Es un movimiento o corriente de pensamiento moderna que defiende la incorporación de tecnología dentro del cuerpo humano para aumentar las capacidades físicas y mentales del hombre. En resumidas cuentas, y simplificando mucho este tema que me parece complejo, sería algo así como defender la conversión del ser humano en un ciborg, mediante la incorporación de dispositivos no orgánicos, a los puros efectos de mejorar nuestras vidas y así mismo eliminar los aspectos negativos de las mismas.

Según los transhumanistas hay varias fases. Actualmente nos encontramos en la fase de Humanidad, la cual podemos superar mediante el transhumanismo para llegar a la fase de Transhumanidad y de ahí a la deseada Posthumanidad. Todo un proceso de evolución que se conseguirá mediante la unión fraternal con la tecnología y nos reportará según aseguran los expertos extraordinarios beneficios.

¿Qué cambios propone el transhumanismo? 

1. La medicina ha favorecido que la esperanza de vida aumente exponencialmente y de la misma manera, mediante elementos electrónicos nos proponen aumentar nuestra existencia fácilmente hasta los ciento cincuenta años en las primeras fases del transhumanismo, aunque aseguran que alcanzaremos los mil años de vida.

2. Cuestiones que antes era una utopía ahora están a la orden del día. La ingeniería genética servirá para secuenciar nuestro genoma, con el objeto de, no solo evitar enfermedades genéticas antes de nacer, sino para modificar los propios genes del embrión con resultados en la actualidad propios de la ciencia ficción.

3. Las smartdrugs o drogas inteligentes ya son empleadas y aumentan ampliamente nuestras capacidades cognitivas. Sirva a modo de ejemplo el metilfenidato, que aunque es empleado en personas que sufren narcolepsia o en el transtorno del deficit de atención, también puede ser utilizado para aumentar la concentración. Los transhumanistas auguran el uso de estas smartdrugs como pequeñas pildoras que consumiremos para aumentar nuestras habilidades mentales.

4. Quizás el máximo augurio de los transhumanistas sea la promesa de crear auténticos ciborgs. Pronostican que el injerto de microchips en nuestros cuerpos estará a la orden del día, los teléfonos móviles y los relojes serán algo del pasado, en breve serán parte de nuestra fisionomía.

Nombres del transhumanismo

Raymond Kurzweil es un estadounidense experto en inteligencia artificial (entre otras muchas cosas). Este señor vaticina que en el año 2040 las máquinas serán más inteligentes que los humanos y tan avanzadas que podrán mejorarse así mismas, y de esta manera modificaran nuestro entorno.

Nick Bostrom es un filósofo que conoce el transhumanismo. Sus augurios hablan de la posibilidad de que vivamos en un universo ficticio creado por una entidad superior, es decir, en una especie de Matrix. Partidario del trashumanismo para retrasar el envejecimiento y experto en clonación, criónica y nanotecnología.

Aubrey de Grey es un gerentólogo (experto que estudia el envejecimiento de la población) y biomédico de origen ingles que no solo propone la reparación de todos los tejidos para aumentar la esperanza de vida del hombre, sino que, llendo más allá, propone una sociedad en la que las vidas se midan en siglos y no en décadas.

Kevin Warwick es una especie de adalid y valiente del transhumanismo. Ingeniero y profesor de cibernética en la universidad inglesa de Reading. A través del Proyecto Cyborg probó en su propio cuerpo distintos implantes tecnológicos que le permitían apagar y encender luces y controlar objetos a distancia. Incluso, y no deja de ser reseñable, conectó el sistema nervioso de su esposa con el suyo de manera que cuando ella movía la mano el podía sentirlo.

Primeras conclusiones

Como podrá observar el avispado lector el debate esta en auge y es amplio. En este primer acercamiento simplemente pondré las cartas sobre la mesa, en las siguientes entregas dedicadas al transhumanismo indagaremos un poquito más en la materia. Sobra decir que aceptaremos toda suerte de ideas, comentarios y propuestas, así como colaboraciones.

Buenas tardes

Anuncios