Archive for agosto, 2012


If I Die

La red no para (ni parará) de darnos sorpresas. Cuando parece que el último límite, la ultima frontera, ha sido superada, hay alguien que echa abajo esa premisa.

Hace a penas unos días todos los medios se hacían eco de la última app de la red social Facebook que supera el límite de lo que creíamos imposible: If I Die. 

¿Qué es “If I Die”? Sencillamente una aplicación de Fb que permite al usuario dejar un mensaje para sus amigos en el caso de que muera.

La frase de bienvenida, una vez aceptados todos los permisos, es “What Will You Leave Behind?” . A partir de este punto la información esta a plena disposición del usuario. Se explica que If I Die es una app de Fb que permite grabar un video o escribir un texto que será guardado de manera confidencial y segura, y solamente cuando el usuario fallezca este mensaje será publicado.

¿Cómo funciona? ¿Cómo se sabe que el usuario a muerto? La app utiliza los Trustees, o personas de confianza, que el usuario elige al empezar a utilizar la aplicación y serán los que confirmen el fallecimiento y el consecuente lanzamiento del mensaje.

¿Quien organiza esto? La empresa israelí Willook Legacy. 

¿Por qué una app de esta clase? La Agencia EFE se reunió en Los Ángeles con el fundador y consejero delegado de la compañía, Eran Alfonta, para responder algunas de las cuestiones más inquietantes sobre la aplicación. Alfonta explicó que Fb forma parte de la vida de muchas personas, y que por lo tanto los usuarios también tienen derecho a que forme parte de su muerte, es decir, ya que Fb ofrece un servicio de vida digital, If I Die ofrece un servicio de muerte digital.

La app solo lleva desde 2011 y desde entonces ya tiene más de 213.000 usuarios registrados. Es curioso, ¿cómo es que nadie se había dado cuenta? o al menos, no había llegado a los medios de manera tan rotunda. Bueno, todo tiene una explicación, la empresa de Alfonta ha organizado un curioso concurso sobre la base de la app. Un concurso creado bajo el nombre de “If I Die First”.

¿En que consiste el concurso? Con el objeto de dar fama a la app (lo han conseguido) han creado la posibilidad de ser recordado en todo el mundo. Para ello hay que pinchar en “For a Chance to World Fame” , grabar un mensaje tal y como harias en la app ordinaria, y luego… bueno, luego solo queda esperar a morir. El concurso consiste en hacer famoso al primer participante que muerta.

La proclamada “fama” se consigue publicando el fallecimiento en los más importantes medios de internet, y evidentemente convirtiendo al usuario en una estrella (o algo así). La inscripción comenzó el pasado sábado, y ya tiene 1.200 usuarios inscritos.

Por cierto, el fundador dejó muy claro que no se admitirán suicidios, alegando que tenían una fuerte política “antisuicidio”.

Conclusiones

No soy partidario de dar mi opinión de una manera demasiado clara. Básicamente porque en muchos de los temas que tratamos en La Voz de Raudive no se puede tener la verdad absoluta. Si diré que me parece muy interesante que se acerque la muerte a la sociedad, conocéis (los que seguís el blog desde el principio) que me gusta mucho el tema, desde todos los puntos de vista, y precisamente por eso valoro mucho la intención de hablar sobre la muerte de una manera abierta.

No obstante, me parece que la app frivoliza en demasía la cuestión, pues aunque reconozco que hay que tomarse el asunto con filosofía, el hecho de organizar un concurso de esta manera tan populista no me gusta en absoluto.

Esperamos vuestras opiniones sobre este tema tan controvertido, y ya sabéis si queréis escribir en el blog o colaborar de cualquier manera sois muy bien recibidos.

Buenas tardes

Anuncios

Transhumanismo I

En La Voz de Raudive hemos querido estudiar en unas breves líneas introductoras el Transhumanismo. No es algo nuevo, debo reconocerlo, pero si es cierto que desde hace unos años, y con el avance lógico de la tecnología, ha comenzado a ser relevante y estar en boca de la gente de a pie. No soy ningún experto en el tema y a medida que escribo estas líneas descubro nuevos datos, solo deseo que el lector se sorprenda conmigo en este monográfico.

¿Que es el transhumanismo? Filosóficamente hablando sería la conexión física y metafísica entre el ser humano y la tecnología. Es un movimiento o corriente de pensamiento moderna que defiende la incorporación de tecnología dentro del cuerpo humano para aumentar las capacidades físicas y mentales del hombre. En resumidas cuentas, y simplificando mucho este tema que me parece complejo, sería algo así como defender la conversión del ser humano en un ciborg, mediante la incorporación de dispositivos no orgánicos, a los puros efectos de mejorar nuestras vidas y así mismo eliminar los aspectos negativos de las mismas.

Según los transhumanistas hay varias fases. Actualmente nos encontramos en la fase de Humanidad, la cual podemos superar mediante el transhumanismo para llegar a la fase de Transhumanidad y de ahí a la deseada Posthumanidad. Todo un proceso de evolución que se conseguirá mediante la unión fraternal con la tecnología y nos reportará según aseguran los expertos extraordinarios beneficios.

¿Qué cambios propone el transhumanismo? 

1. La medicina ha favorecido que la esperanza de vida aumente exponencialmente y de la misma manera, mediante elementos electrónicos nos proponen aumentar nuestra existencia fácilmente hasta los ciento cincuenta años en las primeras fases del transhumanismo, aunque aseguran que alcanzaremos los mil años de vida.

2. Cuestiones que antes era una utopía ahora están a la orden del día. La ingeniería genética servirá para secuenciar nuestro genoma, con el objeto de, no solo evitar enfermedades genéticas antes de nacer, sino para modificar los propios genes del embrión con resultados en la actualidad propios de la ciencia ficción.

3. Las smartdrugs o drogas inteligentes ya son empleadas y aumentan ampliamente nuestras capacidades cognitivas. Sirva a modo de ejemplo el metilfenidato, que aunque es empleado en personas que sufren narcolepsia o en el transtorno del deficit de atención, también puede ser utilizado para aumentar la concentración. Los transhumanistas auguran el uso de estas smartdrugs como pequeñas pildoras que consumiremos para aumentar nuestras habilidades mentales.

4. Quizás el máximo augurio de los transhumanistas sea la promesa de crear auténticos ciborgs. Pronostican que el injerto de microchips en nuestros cuerpos estará a la orden del día, los teléfonos móviles y los relojes serán algo del pasado, en breve serán parte de nuestra fisionomía.

Nombres del transhumanismo

Raymond Kurzweil es un estadounidense experto en inteligencia artificial (entre otras muchas cosas). Este señor vaticina que en el año 2040 las máquinas serán más inteligentes que los humanos y tan avanzadas que podrán mejorarse así mismas, y de esta manera modificaran nuestro entorno.

Nick Bostrom es un filósofo que conoce el transhumanismo. Sus augurios hablan de la posibilidad de que vivamos en un universo ficticio creado por una entidad superior, es decir, en una especie de Matrix. Partidario del trashumanismo para retrasar el envejecimiento y experto en clonación, criónica y nanotecnología.

Aubrey de Grey es un gerentólogo (experto que estudia el envejecimiento de la población) y biomédico de origen ingles que no solo propone la reparación de todos los tejidos para aumentar la esperanza de vida del hombre, sino que, llendo más allá, propone una sociedad en la que las vidas se midan en siglos y no en décadas.

Kevin Warwick es una especie de adalid y valiente del transhumanismo. Ingeniero y profesor de cibernética en la universidad inglesa de Reading. A través del Proyecto Cyborg probó en su propio cuerpo distintos implantes tecnológicos que le permitían apagar y encender luces y controlar objetos a distancia. Incluso, y no deja de ser reseñable, conectó el sistema nervioso de su esposa con el suyo de manera que cuando ella movía la mano el podía sentirlo.

Primeras conclusiones

Como podrá observar el avispado lector el debate esta en auge y es amplio. En este primer acercamiento simplemente pondré las cartas sobre la mesa, en las siguientes entregas dedicadas al transhumanismo indagaremos un poquito más en la materia. Sobra decir que aceptaremos toda suerte de ideas, comentarios y propuestas, así como colaboraciones.

Buenas tardes

La ouija es un tema que ha atraído a millones de personas de todo el mundo y de todos los tiempos.  Su origen se remonta al Antiguo Egipto, cuando se utilizaba un sistema parecido que contaba con un anillo de piedra que el maestro de ceremonias suspendía por varios hilos. Tras evolucionar en diferentes partes del mundo y de la historia, tales como Grecia o China, no fue hasta los siglos XIX y XX cuando realmente se consolidó. Concretamente, fue en 1853 cuando M. Planchette realizó un diseño propiamente dicho. Pero tras varios diseños, en 1966 compró los derechos y es el actual fabricante.

Sobre la ouija es preciso decir que se trata de un “juego” o un “instrumento” por el cual se pretende abrir una comunicación con los espíritus del más allá. Consta de un tablero con todas las letras del abecedario, los números del 1-9, incluyendo el cero al final, y, según la variante, las palabras “hola” adiós” “sí” “no”, y en algunos casos “quizás”.

En la práctica, los participantes colocan las yemas de sus dedos sobre una ficha con forma de corazón, mientras, el maestro va lanzando preguntas al aire. Y ahora viene la problemática del juego, ¿son realmente los espíritus los que responden a las preguntas o es nuestro subconsciente?

Los autores de “Los engaños de la mente”, libro que recomendamos encarecidamente a todo lector,  ha realizado un estudio neurocientífico sobre la cognición humana que da respuesta a este interrogante. Al parecer se trata de una conjunción de dos elementos: por un lado, la denominada “correlación ilusoria” que sería <<ver una relación entre sucesos cuando no existe demostración objetiva alguna de esa relación>>. De esto se deduce, que si durante la práctica de este “juego” ocurren ciertos hechos inusuales (corrientes de frío, ruidos extraños, bombillas que explotan) el cerebro se encuentra predispuesto para sospechar que ambos hechos están relacionados. Por otro lado, encontramos el “efecto ideomotor”, que se atribuye a pequeños movimientos involuntarios que el cuerpo realiza de forma inconsciente. Si se aúnan estos movimientos de los participantes, el movimiento puede hacerse mayor e, inconscientemente, dirigir el puntero de una letra a otra. Es decir, el movimiento está en parte sugestionado por nuestro inconsciente que ya sabe la respuesta.

Para los incrédulos, les animamos a probar el experimento que nos proponen Susana Martínez-Conde, Stephen L. Macknik  y Sandra Blakeslee, autores del libro arriba mencionado que consiste en realizar el “juego” de la Ouija, pero con los ojos cerrados, de forma que no veamos las letras. ¿La respuesta? Números y letras sin sentido.

Fuente:

 

Autoria: Paloma Canseco Muñoz (@robinandaudrey)