Archive for junio, 2012


Queridos amigos, hoy tenemos el placer de presentarles el “Manual esencial para el perfecto voluntario en juegos de magia”, obra inédita y única que no podrán encontrar en ninguna tienda ni página web, sólo aquí, y para ustedes:

Previo al desarrollo de este completo y breve manual, es preciso distinguir los tres, no, los cuatro, no los cinco… bueno, los componentes esenciales en un juego de magia, que son:

 – El gran y afamado mago venido desde muy lejos

– El gran y estupendo público venido desde más lejos aún.

– El as de picas y 51 amigas venidas de más cerca.

– Diversos artilugios mágicos

– Un escenario o soporte similar para desarrollar el truco (por ejemplo un cubo de fregona)

– El perfecto, sonriente y bello voluntario seleccionado totalmente al azar

Sólo cuando se tengan todos estos elementos será posible la realización del juego de magia.

 No hay que ser un lince para darse cuenta de todos los elementos son importantes, pero la figura del voluntario es esencial en el juego: no volunteer, no party.

Existen tres tipos de voluntarios “mágicos”: los que levantan la mano desesperadamente hasta descoyuntarse el brazo, los que se empiezan a hundir en la silla y miran al suelo con el fin de no ser vistos, y los que sin darse cuenta cómo son seleccionados. En ese último grupo parezco encontrarme yo. He aquí la situación:

Usted, que se acaba de enterar de que era voluntario, es señalado por el mago e invitado a escena. Usted comprueba temeroso que es “usted” el elegido, viendo como una multitud de ojos posan su mirada en su persona. Se levanta, va a al escenario, y una sensación misteriosa invade su cuerpo ¿es miedo? ¿son nervios? ¿risa floja? ¿temor a no saber barajar? ¿manos de mantequilla? Pensamientos como “mierda, y yo con la camisa sucia”, “me voy a tropezar, me voy a tropezar, lo sé”, “si me desmayo no respondo” “en qué hora saqué la entrada” “tenía que haber ido al baño antes”… y otras tantas cosas por el estilo. Pero un buen voluntario no se debe dejar llevar por esta situación, debe dominarla, ser encantador, ¡que el público le adore! ¡Que le aplaudan más que al mago!

Y es que ser voluntario es una tarea ardua, difícil, exigente. Hay que estar preparado y entrenar todos los días. ¡Nunca se sabe cuándo te puede tocar! Los focos le apuntan. Pero el mago es el rey de la escena, no usted. No pose, y, por supuesto, no se le ocurra hablar más de la cuenta ya que no es el Club de la Comedia, esto es un espectáculo serio. Tan solo siga las instrucciones del mago y todo saldrá bien.

No obstante, aquí le dejo un entrenamiento que deberá realizar a diario si quiere convertirse en el voluntario ideal.

1. Baraje con soltura durante 10 mins todos los días

2. Suba y baje escaleras con los tacones más altos que tenga, eso le ayudará a conseguir equilibrio

3. Mantenga una higiene dental adecuada, y si bebe no salga voluntario, evite riesgos.

4. Prepare respuestas fáciles a preguntas complejas. No hace falta dar todos los apellidos cuando nos preguntan el nombre.

5.  Por favor, no ligue con el mago.

6. Lleve siempre encima: un anillo, un pañuelo, un rotulador, un elemento que sea un regalo de alguien, un conejo, una moneda, una baraja, una peluca (para voluntarios de nivel experto que quieran salir dos veces), y otros elementos que considere necesarios.

7. La manicura bien hecha es imprescindible si es voluntario en magia de cerca

8. Si es mago, nunca lo diga, o no saldrá.

9. Piense un personaje histórico

10. Practique una firma bonita.

11. Compre una entrada para un espectáculo de magia, si no, todo lo anterior no sirve.

12. En caso de duda, consulte con el público.

 

Autoria: Paloma Canseco Muñoz (@robinandaoudrey)

Anuncios

Acto IV

<<La sensación de estar encerrado es incomparable a cualquier otro método de tortura física. Las paredes se acercan a tu piel, tu vista no encuentra el horizonte, el aire se hace cada vez más denso. Moverte no es una opción. No importa cuanto grites, no importa cuanto llores, nada ni nadie te va a sacar de ahí. Las horas pasan y tus fuerzas se agotan. Es entonces cuando asumes que no hay salida. Es entonces cuando asumes el fin. Es entonces cuando todo lo que importaba hasta ahora, ya no importa. Bienvenido al infierno>>

 

Después del shock, había caído en un profundo sueño. No por el hecho de tener sueño. Sino por la esperanza de que toda la pesadilla que estaba viviendo no fuera más que eso, una pesadilla. Pero el despertar fue peor. El despertar sí que era una pesadilla.

 

Abrió los ojos y no percibió otra cosa que oscuridad. De hecho, dudó que de verdad hubiera abierto los ojos. Lanzó la mano a encender la luz de la mesilla, pero una pared se lo impidió. Una pared que ni siquiera le permitía doblar el brazo. <<¿Dónde estoy?>> pensó. Intentó incorporarse, pero estaba rodeado de paredes. No podía levantar la cabeza más de 5 cm. Golpeó las paredes con fuerza. Los golpes sonaban huecos. No era una pared. Era como si estuviera en….

 

Una caja.

 

Empezó a gritar y a golpear con fuerza las paredes. Quería salir de ahí. El aire estaba cada vez más viciado. El oxígeno se reducía cada vez más.

 

Al cabo de lo que parecía media hora de gritos y golpes, desistió. No tenía sentido. Quien le había encerrado no tenía la intención de sacarle de ahí.

 

Pasó más tiempo. Ya no sabría decir cuánto. Sin luz, ni agua ni fuerzas. El paso del tiempo se hacía lento. Lento. Lento. De pronto, un sobresalto. Notaba como se movía, como si fuera transportado. Volvió a recoger fuerzas para golpear y gritar, de nuevo, sin obtener respuesta.

 

El movimiento no fue instantáneo, sino que duró por un tiempo. A veces notaba golpes contra la caja. Otras veces notaba que iba en una furgoneta o similar, por los ruidos típicos de carretera. Al cabo del rato, el cansancio y el sueño le vencieron.

 

* * *

 

Le despertó una multitud de gritos y golpes, similares a los que él producía cuando golpeaba “su caja”. Se sintió rodeado, no por paredes, si no por gente como él. Por gente en su situación. El terror se apoderó de sus huesos.

 

* * *

 

En ese mismo instante. En otro punto de la ciudad, un prestidigitador se preparaba para su actuación ante una “manada” de niños. La cuarta de esta semana.

 

Autoria: Paloma Canseco Muñoz (@robinandaudrey)

Ha pasado un tiempo prudencial para hablar sobre la #ao2012. El 9 de junio del presente miles de personas miraron al techo de la Tierra y la Voz de la Raudive estuvo allí.

Paloma Canseco (@robinandaudrey) y yo tomamos nuestro bártulos y enfilamos la carreta dirección el embalse del Pardo. La sensación, y Paloma coincidirá conmigo, era muy extraña, no sabría decir si era miedo pero desde luego era un sentimiento especial, un sentimiento que parecía indicarme que aquella experiencia era única.

En el embalse del Pardo coincidimos con los compañeros del blog Notimisterio (@Notimisterio), que por cierto elaboraron una estupenda crónica que relaciono abajo, también estaban por allí @jureca10 y @arrosa84 y en este grupo de observadores de la noche, como broche de oro, los investigadores Clara Tahoces (@claratahoces), David Zurdo (@DavidZurdo1) y, para nuestra sorpresa, Juanje Vallejo.

Fue una noche tranquila, con un seguimiento interesante del programa y un final con alguna que otra sorpresa. Pudimos observar un estupendo cielo, con algunas nubes al principio pero que acabo despejándose y permitiendo, a los que allí estábamos, observar los objetos que pululaban por los aires. Objetos que no pasaron de algunos satélites que emitían hacia nuestra posición los rayos procedentes del Sol y, como era de esperar, la Estación Espacial Internacional.

Mi reflexión sobre la noche del 9J no va encaminada a lo que vimos sino más bien a lo que andábamos buscando y a lo podríamos haber visto. Debajo de aquella inmensidad, en la penumbra que nos facilitaba el embalse del Pardo, como hombre pude sentir el peso del cielo que caía terriblemente sobre mi. Me sorprendió la sensación que experimenté, alejada completamente de lo que hablaba las voces de la Cadena SER y más centrada en lo que debieron vivir los observadores de un auténtico fenómeno OVNI.

Al verme allí, pudo comprender, aunque solo fuera un poco, la fuerza terrible que podría tener experimentar simplemente la primera fase de un avistamiento OVNI. Imaginé, durante un segundo, la terrible fuerza de observar un objeto en los aires que describiera una trayectoria anormal, que en lugar de desplazarse como lo podría hacerlo un satélite puesto por el hombre, se moviera mediante extrañas parábolas imposibles.

Fue una noche estupenda. Pero yo me quedo con esa experiencia, con ese cambio de conciencia que tan bien describía Iker Jiménez. Yo me quedo con ese proceso, casi de iniciación, que me facilitó el hecho de situarme bajo el cielo de Madrid y ponerme en el lugar de un testigo OVNI.

Programa Milenio 3 del día 9 de junio

Programa Milenio 3 sobre lo ocurrido el 9 de junio  

Crónica de NotiMisterio

Las cartas de póker forman ya un icono de nuestra vida diaria. Ya sea para ocio o para trabajo, las aceptamos como nuestras y no imaginamos un mundo sin ellas. ¿Pero os habéis parado a pensar alguna vez de dónde vienen los palos de la baraja? ¿Y las tres figuras finales? ¿Es cierto que tienen nombres de reyes? Hoy os descubrimos algunas de estas curiosidades.

Tanto el origen de la baraja de póker como el origen de sus palos no están nada definidos. Se barajan desde versiones que indican que deriva del dominó y que fueron introducidos a Europa desde China, hasta como descripción en los relatos que circulaban a modo de leyendas. Se cree que los primeros naipes “tangibles” llegaron a tierras europeas a principio del siglo XIV, dato que obtenemos, curiosamente, por las prohibiciones contra éstas que se hicieron en la época.

Podemos distinguir un total de 4 barajas europeas: la francesa, la inglesa, la alemana y la española. Mientras que las tres primeras guardan bastante relación entre sí, la española difiere bastante en la tipología de los palos.

A pesar de que los originales más antiguos que se conservan provienen de Italia, no está claro cuál de los primeros países comenzó a producir los primeros naipes con los palos conocidos actualmente: la baraja alemana contaba con los siguientes palos: cascabeles, bellotas, hojas y corazones; mientras que la francesa (que se dice que deriva de la anterior) cuenta con las picas (hojas), los corazones, los tréboles (bellotas) y los diamantes (cascabeles).

También se baraja la opción de que la baraja francesa derivase de la española y la italiana, de forma que los cálices o copas se convirtieran en corazones, los oros en diamantes, las espadas en puntas de lanza (picas) y los bastos en tréboles.

Además, existe un rumor de que cada uno de los palos representaba un estatus de la sociedad medieval, correspondiendo entonces las copas o corazones a la Iglesia, las espadas o lanzas a los militares, las monedas o diamantes a los comerciantes y los tréboles o bastos a los plebeyos.

Pero esto no es todo, una vez los franceses se convirtieron en los fabricantes por excelencia de naipes de póker, comenzaron a establecerse una serie de gremios que atribuían diferentes caracteres a cada rey, reina y jota, sin ningún significado especial. He aquí algunos ejemplos:

Reyes: El rey David (picas), Carlomagno (corazones), César (diamantes) y Alejandro Magno (tréboles).

Reinas: Helena de Troya (corazones), Palas Atenea (picas), Raquel (personaje bíblico) (diamantes).

Jotas: el caballero Lancelot (Tréboles), Héctor de Troya (diamantes), Etiénne de Vignoles, conocido como La Hire, (Corazones), y Ogier, sobrino de Carlomagno y personaje de las canciones de Gesta, (picas).

Por último, os dejamos con dos curiosidades más. No fue hasta la segunda mitad del siglo XVII cuando se empezó a imprimir el reverso de las cartas, ya que al ser blancas podía conducir a trampas. Y fue en 1712 cuando se obligó a imprimir el sello de la marca en el As de Picas.

 

Autoría: Paloma Canseco Muñoz (@robinandaudrey )

-¡La magia existe!- Este parecía el lema de la Gran Escuela de Magia Ana Tamariz, y desde luego quedó bien impregnado en todos los que visitamos la la Sala Galileo este viernes 8 de junio. Una auténtica fiesta de la magia que fue el goce de todos los asistentes que, boquiabiertos, disfrutábamos de las maravillas orquestadas por el grupo de profesores y alumnos de la escuela.

Organizada de manera extraordinaria, el ambiente de la sala nada tendría que envidiar (salvando las diferencias evidentes e inevitables) al ambiente de una sala de principios del siglo pasado. Un carrito con algodón de azúcar esperaba a los asistentes que presentaran (precioso detalle) una carta de cara blanca con el número correspondiente. Nos supo a gloria degustar el dulce mientras, ya sentados en nuestra mesa, reímos a carcajadas y aplaudíamos con todas las ganas a los alumnos de la escuela que efectuaban juegos de magia bajo nuestras sorprendidas narices.

No olvidemos, pues era el fondo del espectáculo, que la gala era una actuación benéfica para la concienciación de la fibromialgia, una enfermedad que reviste problemas muy serios de salud y que adolece de un diagnóstico muy controvertido. La actriz Mapi Galán dio el toque necesario hablando a la sala de la cinta Sonata de Violonchelo y la importancia de la fibromialgia. Como muchísimas veces lo hemos podido ver con la magia y una vez más, la escuela de Ana Tamariz se volcó en un fin solidario.

La gala estuvo brillantemente presentada por el mago y profesor Javi Martín, que supo aportar un divertido toque tanto durante la presentación de los artistas como durante su propia exhibición mágica. El show empezó con Julio Sánchez que consiguió el aplauso del público con un acertado número con naranjas y aparición de cartas.  Un divertido juego con bola de cristal de Laura Llano aderezado con otro acompasado efecto con grandes cartas dio una perfecta continuidad a la noche. El alumno Eduardo Esteban marco la mitad de la gala dejando estupefactos a los espectadores que alucinábamos con su habilidad mágica de cartas y cuchillos.

Tras la exhibición de los alumnos de la escuela fueron presentándose los profesores. Javi Martin, que ya ejercía como presentador, partió de la risa a media sala con su excelente humor y con una magia de apariciones y desapariciones que tuvo como premio el merecido aplauso del público. Estupenda continuación con el gran Donald Lehn que ofreció juegos de malabarismo, equilibrio y desaparición de monedas de la más alta calidad. El punto final lo colocó, como tan bien sabe hacerlo, Alberto de Figueiredo, demostrando a la sala por qué es tan buen mago. La ovación vibrante de los espectadores lleno la Sala Galileo.

No podemos dejar de mencionar y de sentirnos agradecidos por el trato y la atención prestados por Ana Tamariz  tanto hacia el equipo de La Voz de Raudive (que fue más que excelente) como por el trabajo que, se podía palpar, estaba realizando tras las bambalinas.

Queremos agradecer, también en un sentido muy parecido, la deferencia de todos los alumnos y colaboradores de la escuela, que nos hicieron sentir como en casa, muy especialmente a la maga Elena Torner.

Fue una noche espectacular en la que nos sentimos realmente a gusto. Fue una noche en la que, por lo menos durante unas horas, olvidamos toda suerte de crisis, peleas políticas, caídas de bolsa, rescates europeos y un largo etcétera. Todo ello fue gracias a la Gran Escuela de Magia Ana Tamariz y al propio arte de la magia.

¡La magia existe!

 

Texto: Borja Medina González

Fotografía: Paloma Canseco Muñoz

Fukushima

Seguir a Santiago Camacho (@SantiCamach0 ) en Twitter la mayoría de las ocasiones reporta gratos beneficios. Uno de ellos, como es de esperar vista naturaleza de este escritor y periodista, es estar al tanto de las últimas noticias sobre toda suerte de temas “conspiranoicos” que vuelan por la red de redes.

El 11 de marzo de 2011 Japón sufre una de las crisis ecológicas, políticas y humanas más graves de su historia. El documental que expongo a continuación, realizado bajo la dirección de Johannes Hano, desvela las mentiras más salvajes vertidas para ocultar el desastre de la Central Nuclear de Fusushima.

Disfrútenlo.