Archive for mayo, 2012


“Imagine usted despertar en mitad de la noche. Su mirada, desorientada, se dirige al despertador que con luces rojas anuncia las tres y cuarto de la madrugada de un día cualquiera. A medida que pasan los segundos su visión se hace más clara y puede observar, con terrible perfección, la presencia de un hombre que le escudriña desde el umbral de la puerta.

Estupefacto e incrédulo ante semejante presencia imposible, frota  los párpados con sus puños y enfoca la mirada hacia la oscura figura. Con altura desproporcionada y ataviado con un clásico sombrero, aquel extraño hombre sin rostro, lo mira inmóvil, mientras usted solo alcanza a temblar con el corazón encogido en el pecho.”

Algo similar a esto, aunque parezca mentira, es lo que han experimentado muchas personas. Desde hace algunas semanas hasta ahora, el programa de Iker Jiménez, Milenio 3 ha ido recopilando diferentes casos de lo que se conoce como The Hatman (El hombre del sombrero) o, como lo definiía Carl Jung, La Sombra. El tema es absolutamente apasionante y nos conduce hasta lo más profundo de nuestro ser, pero en este artículo apuntaremos algunas breves notas que servirán al lector, si lo desea, para ir más allá.

Carlos Largo, reportero de Milenio 3, presentó una estupenda investigación que tenía como protagonista a Jaime, un niño de corta edad que parecía contactar con una presencia que lo atemorizaba. Son muchos los niños que dicen tener un amigo imaginario que juega con ellos, cuestión que los psicólogos consideran algo absolutamente normal, no obstante la figura que se aparecía junto a Jaime parecía ir más allá. Se tumbaba en su cama, junto a él, y según testimonio del pequeño amenazaba con llevarse a su hermano. Semejante escena, propia de un película de terror, tenía protagonista a un hombre alto y con bigote, que se presentaba ataviado con capa y sombrero azabache. Un ser que parecía identificarse con The Hatman.

Los casos seguían (y probablemente siguen) produciéndose, y Milenio 3 por su eco mediatico, tenía la posibilidad (y yo entiendo, la obligación), de investigarlos y sacarlos a la luz pública. En un careo amistoso propio de un procedimiento judicial, Iker Jiménez situó frente a las ondas de la Cadena Ser, los testimonios de tres personas que habían tenido contacto, en el último año, con lo imposible. En San Lorenzo del Escorial (Madrid, muy cerquita de donde este escribe), Torrejón el Rubio  (Cáceres) y las cercanías de la preciosa zona de Doñana, tres personas habían sido observadores de un extraño ser de características muy similares y que podría relacionarse, sino con The Hatman, pero sí al menos con La Sombra. Un par de semanas después, quizás un poco más, uno de los integrantes del grupo Medina Azahara observaba en mitad de la carretera a un ser terriblemente similar al que hacía unos meses los anteriores testigos habían observado.

¿Quienes son esos seres? Unas criaturas de tamaño descomunal, sin rostro, largos ropajes y, en ocasiones con una extensa caballera, que observan a los ocupantes del vehículo que pasa a su lado, y que después ser pierde en la oscuridad. ¿Es producto de la mente del observador? Quizás, los expertos en la mente podrán perfectamente catalogarlo dentro de alguna alteración pero aún así, y a pesar de haber sido observado por varios personas, reviste de una fuerza descomunal.

La pregunta inmediata que me formulo, inevitable bajo mi punto de vista, y estando tan cerca la #ao2012 es ¿tienen alguna vinculación estas sombras o figuras que se presentan con el fenómeno ovni? Las respuestas son variadas, algunos afirmaran con rotundidad , otros negaran y unos cuantos, entre los que me encuentro, opinaran que, como en todo, encontraremos parte de de los casos que sí y parte que quizás responden a otra causa distinta y también inexplicable. Determinar cual es cual no es cuestión baladí.

Mi mente ronda constantemente este tema y a medida que mis pasos me conducen a páginas como The Hatman Project u otras dedicadas al estudio del arquetipo de Carl Jung, la Sombra, un ser inferior que es reflejo de nuestra propia personalidad y que de alguna forma absurda e imposible para el hombre “racional” se materializa frente a nuestros ojos, me hace pensar en distintas teorías.

¿Estamos llamando a esa Sombra? ¿Son los seres de las estrellas que, cuando se les solicita, aparecen entre los terrícolas para decir algo como “estamos aquí”? ¿Son espectros o entidades atrapadas en este mundo o que, simplemente a voluntad, vagan por una esfera que se localiza entre el mundo material y el de los espíritus? ¿O acaso, y como última idea que puede salvar todas las anteriores, la Sombra o The Hatman, responde a una causa que los medios científicos y técnicos actuales son imposibles de medir y por eso, no existe para nosotros?

Demasiadas preguntas que se multiplican según profundizamos y respuestas sin demasiado fundamento o poco claras. No obstante me atrevo a recomendar al lector que valore y reflexione atentamente sobre lo leído y escuche los programas abajo referidos, en nuestra burbuja de normalidad y felicidad muchas veces rehusamos nuevos pensamientos o ideas, y en ocasiones esas ideas son absolutamente reales y corremos el riesgo de que se introduzcan en nuestra burbuja sin estar preparados para asimilarlos.

Buenas noches

Programas de Milenio 3

http://www.ikerjimenez.com/milenio3/milenio3-11×34.html

http://www.ikerjimenez.com/milenio3/milenio3-11×30.html

http://www.ikerjimenez.com/milenio3/milenio3-11×36.html

Anuncios

“Poseo múltiples y diferentes habilidades. Puedo subir y bajar, puedo transformarme y cambiar de color vulnerando toda suerte de leyes naturales. Puedo desaparecer delante de tus ojos con un chasquido.

Puedo saltar, puedo formarme en filas como un abanico perfecto y viajar hasta un lugar imposible gracias a un giro.

Puedo romperme en pequeños trozos, puedo ser quemada y consumida hasta morir, y resugir frente a tus ojos sin que la mente empírica pueda comprenderlo.

Puedo hacer eso y puedo hacer mil cosas más que no podrías explicar.

Pero solo puedo hacerlo en las manos correctas.

Solo puedo hacerlo en las manos de un mago.”

Testimonio de una carta

 

¿Quieres ser colaborador? escribe un relato breve utilizando cualquier base de misterio, y remítenoslo a lavozderaudive@gmail.com

Hace algo más de un mes los amigos de Milenio 3 dedicaron un programa al sonido, o como muy bien lo titularon a los ecos sagrados. Dentro de toda la extensa tipología de sonidos sagrados que expusieron a lo largo del programa, sin lugar a dudas destacaron (y así lo reflejaron los mensajes de los oyentes), los silbatos de la muerte.

Me prometí a mi mismo buscar algo de información por la red, y hasta el día de hoy he arrastrado mi promesa que hoy cumplo. Es de sobra conocido mi interés, sano y casi filosófico, a cerca de la muerte, y no pude evitar maravillarme cuando Javier Sierra e Iker Jiménez presentaban y comentaban las informaciones existentes sobre los silbatos.

La mayoría de las noticias, las más recientes, datan del año 2008. En esa fecha el Instituto Nacional de Antropología e Historia encontró, en el curso de una investigación, uno de estos silbatos en el Cerro del Judío, en México.

Los silbatos de la muerte son unos instrumentos de barro que generan sonido mediante la entrada de aire que atraviesa una primera cámara de caos y alcanza segunda cámara sin salida, donde rebota el aire y provoca el extraño sonido. El nombre se lo otorga el elemento que decora el silbato, una calavera. La respuesta propuesta por los expertos era que estos aerófonos eran empleados en ceremonias o rituales de las culturas mesopotámicas vinculados con la muerte. No obstante los silbatos se adaptan, según los experimentos, a toda suerte de formas antropomorfas, zoomorfas y puramente de mitología de la antigüedad más remota. La datación oscila entre el año 400 a.C. y el 1.300 d.C.

Es preciso recordar que las culturas mexicanas atribuían una gran importancia al elemento aire, vinculado con la vida, con el cielo y con la creación, y de manera inevitable también con los propios Dioses. Es imposible no tener una extraña sensación, un encogimiento breve del alma cuando el silbato de la muerte emite sus graznidos.

El ingeniero Roberto Velásquez Cabrera declaró a los medios que “estos instrumentos son excelentes para aplicaciones de comunicaciones en clave o señales que pudieron haber sido usados en las actividades militares, incluso como armas “. Los estudios revelan que el alcance del sonido esta fijado entre los 300 y los 500 metros.

Cuando digo que escuchar los silbatos provoca sensaciones indescriptibles no escribo solo desde la propia experiencia sino que los estudios a nivel puramente sonoro han informado a través de los espectogramas que estos aerófonos emiten sonidos dentro de la frecuencia 1.5. KHz es decir la frecuencia donde existe una mayor sensibilidad auditiva humana. A estos datos, de por sí inquietantes, hay que añadir que los científicos han descubierto que si se emplean varios de estos instrumentos rituales a la vez es posible alcanzar estados alterados de conciencia, percibiendo psicodelias y extrañas alucinaciones.

Os dejo un extracto del sonido emitido por los silbatos de la muerte, dudo que nadie quede indiferente ante lo que parece la llamada de la propia muerte.

Fuentes:

http://www.tlapitzalli.com/

http://www.eluniversal.com.mx/notas/494428.html

http://noticias.aztlanvirtual.com/2008/04/reproducen-el-sonido-del-silbato-de-la.html

http://www.inah.gob.mx/index.php/boletines/8-investigaciones-y-estudios-historicos/652-silbato-de-la-muerte

– Programa de Milenio 3 “Los ecos sagrados”: http://www.ivoox.com/milenio3-11×31-los-ecos-sagrados-audios-mp3_rf_1167062_1.html

Me resulta difícil por no decir imposible escribir sin emoción sobre un acontecimiento que llevo mucho tiempo esperando: ALERTA OVNI 2012.

Recuerdo la pregunta que realicé allá por el 2007, en una entrevista de Círculo de Lectores a Iker Jiménez, sobre la posibilidad de una Alerta Ovni. Aún conservo la respuesta, o mejor dicho, la conclusión de su respuesta a mi pregunta: “creo que algo habrá que hacer. Los nuevos retos hay que afrontarlos con toda la ilusión del mundo”.

Han pasado cinco años y por fin, lo que desde este blog hemos querido, humildemente, apodar como La Fiesta del Misterio, tiene fecha en España (y vistas las últimas noticias, en todo el Mundo). La #ao2012 (hashtag de Twitter) será el próximo 9 de Junio. Como viene definiendo Iker Jiménez durante estas semanas en Milenio 3, la reunión de miles de corazones, de miles de mentes, en un único fin: observar el cielo en busca de lo imposible.

Todavía no salgo de mi asombro. Los vínculos que unen a los amantes del misterio son de una fortaleza bestial, extrapolándolo a la sociedad en la que vivimos, podrida y deteriorada en muchos ámbitos, esta experiencia multitudinaria es un mazazo en los dientes, es una auténtica lección de solidaridad y de respeto. Todavía no salgo de mi asombro, como digo, cuando escucho a la infinidad de profesionales, sean o no de otros medios o de otros soportes, sean o no pura competencia, que se unen de manera entusiasta a la #ao2012. Esto es algo que ocurre en muy reducidos círculos, y el Misterio, con mayúscula, es uno de ellos.

Cualquier persona, ensimismada en su propio trabajo, sumergida en la vida cotidiana y que no es capaz de mirar más allá, responde asombrada ante una propuesta de semejante envergadura. Miles de personas en diferentes puntos de España mirando el cielo, ¿para que? Pues mire usted, porque por una vez, durante unas cuantas horas de radio, vamos a reunirnos en torno a un trasmisor, vamos a escuchar todos los amantes del Misterio (sin distinción alguna) el programa de Iker Jiménez y vamos a mirar a las estrellas. Esto puede salirse de lo que muchos denominan como “normal” pero para aquellos que queremos vivir la vida con pasión, que queremos creer en algo más que lo que nuestros ojos ven, para todos nosotros la #ao2012 no es otra cosa que una llamada a la exaltación de la ilusión. El 9 J vamos a mirar todos al cielo al unísono, vamos a dirigir las miradas hacia la gran cortina de luces que cubre nuestras cabezas y por una vez vamos a ver más allá.

Estamos orgullosos (y hablo en nombre de todo el equipo) de que esta iniciativa sea de Milenio 3, programa con el que hemos pasado muchos años de adolescencia, juventud y madurez, una iniciativa de Iker Jiménez, que es un grande de la comunicación y sin el cual la #ao2012 no revestiría un halo tan especial, y estamos orgullosos por supuesto de que tal cantidad de profesionales del Misterio se unan a la alerta, sin importar competencias de ningún tipo.

El 9 J el equipo (o al menos una parte de él) de La Voz de Raudive, estará en el norte de Madrid (falta confirmar lugar) perfectamente pertrechado con telescopio, prismáticos, cámara fotográfica, blog de notas y sobretodo, y por encima, un chorro brutal de ilusión.

¡Id preparando vuestros enseres de cazador de ovnis! El Sábado 9 de Junio todos vamos a mirar el cielo en busca de lo imposible.

Acto III

– Tiene suerte de que haya sido en medio de un espectáculo, así tiene a 350 testigos – comentó el policía soltando una carcajada al final – Aún no podemos determinar las causas de la muerte, pero por lo que nos ha dicho, todo apunta a un ataque de ansiedad. ¡La próxima vez escoja mejor a sus voluntarios!

Se encontraba rodeado de una muchedumbre de gente que intentaba averiguar algo de lo ocurrido. Murmullos. Rumores. Críticas. Sospechas. Ya no eran solamente las voces a su alrededor, eran las voces dentro de su cabeza. ¿Era pura casualidad? ¿Locura acaso? ¿O era todo una estratagema de los escépticos que le acosaban continuamente?

Vio como el cuerpo se alejaba en la ambulancia y los oficiales retiraban el cordón de policía. Él seguía en shock, incapaz de dar un paso, incapaz de articular palabra. Las imágenes de lo ocurrido pasaban una y otra vez por su mente. <<Se te ha acabado el tiempo>> repetía. <<Se te ha acabado el tiempo>>.

Una gota. Dos. Tres… y, de repente, muchísimas. Tan solo la lluvia fue capaz de sacarle de su ensimismamiento para descubrir que apenas quedaba gente a su alrededor. Estaba solo, y sin tiempo.

 

*                                                                *                                                          *

 

-¡Riiiiiiiiiing! ¡Riiiiiiiiiiiiiing!

-¡Riiiiiiiiiing! ¡Riiiiiiiiiiiiiing!

-¡Riiiiiiiiiing! ¡Riiiiiiiiiiiiiing!

 

Se despertó sobresaltado y extendió el brazo hacia la mesilla, donde el teléfono no cesaba de sonar. Tras varias vacilaciones, consiguió alcanzar el auricular y descolgó.

-¿Diga? – dijo con voz ronca y somnolienta. No hubo respuesta. – ¿Hola? ¿Hay alguien ahí? – Se podía escuchar una respiración, relajada, pero ninguna palabra. – ¿Oiga? – la llamada se cortó.

¿Quién podía haber llamado en mitad de la madrugada? ¿Tendría que ver con lo acaecido por la tarde? Tantas incógnitas. Tantos sucesos sin explicación. Y ¿Por qué a él? ¿Por qué ahora? ¿Por qué ahora que había superado lo sucedido hace cinco años y había vuelto a los escenarios?

El sueño le había abandonado por completo y se enfrentaba a una noche en vela a solas con sus pensamientos. <<Quizás la lectura me distraiga un poco>> pensó. Alargó la mano hacia el interruptor. Una débil luz iluminó la habitación. El pánico le empezó a invadir todo el cuerpo. Pánico que se tornó en horror a los pocos segundos. Miraba sus manos, por ambos lados. Estaban llenas de sangre. El corazón le empezó a latir muy fuerte. No podía respirar. Se ahogaba. No entendía nada. Observó a su alrededor enloquecido, buscando una respuesta.

Sus ojos la descubrieron. Su mente no pudo asimilarla. Cayó inconsciente. En la pared de enfrente, escrito con sangre, rezaban las letras:

 

 

                                                D                      I                       E

 

Autoria: Paloma Canseco Muñoz