<<Cuando la sangre sale por la boca, deja un sabor amargo, ferroso y a la vez ácido. Cuando comienza a resbalar por nuestro cuerpo, notamos una sensación suave de calor. No nos damos cuenta de lo importante que es la sangre en nuestras vidas, no nos damos cuenta que con una sola gota infectada puede acabarse nuestra historia, o que con un corte en un sitio determinado podemos acabar desangrados.

Quizás a primera vista, las palabras parezcan menos poderosas. Pero no lo son. Pueden llegar a ser más poderosas que cualquier espada o cualquier pistola. Las palabras pueden llevar a hechos, y los hechos, a su vez, a la muerte. Las palabras se crean, salen, entran y son la base de nuestros pensamientos, de nuestra mente, y en definitiva, de nuestros actos.

El ser humano común, no se da cuenta, que en muchas ocasiones, con una palabra se puede hacer mucho más daño que con un arma. Y tampoco se da cuenta de que se puede controlar a la gente con palabras.>>

-¡Tercera! Cinco minutos y a escena – gritó una voz al otro lado de la puerta. Sus ojos despertaron de la abstracción en la que estaba sumido y se fijaron ahora sobre la foto que descansaba sobre la mesa.

<<Fueron las palabras las que consiguieron que hoy esté aquí, las que me dieron todo y las que se llevaron lo más preciado. Son ellas las que aparecen en mi mente. Ese murmullo constante. Nunca hay silencio. Miles de pensamientos se unen, aparecen, piden a gritos ser revelados, ser devueltos a sus dueños. Pensamientos que se convierten en espectáculo. En el espectáculo de la mente – salió de la sala y dirigió sus pasos escaleras arriba hacia el escenario – no importan mis pensamientos, tan solo los del público, que ha pagado para que se los diga, para que demuestre que los percibo. Tres segundos. Detrás del telón todo está muy oscuro. Se pueden oír algunos murmullos, que quedan difuminados bajo miles de pensamientos. Dos segundos. Sin embargo, hay uno que me llama especialmente la atención. Un segundo. Ya no hay marcha atrás. Se levanta el telón. Silencio. Luces>>

-Buenas noches y bienvenidos a una noche muy especial. Hoy, alguien morirá en esta sala.

¿Quieres saber como continua? Estate muy atento a nuestro blog, iremos públicando poco a pocos todos los actos que componen este enigma.

Autoria: Paloma Canseco (@robinandaudrey)

Anuncios