Aunque mi tiempo casi me obligaba a difundir esta reflexión via Twitter no he podido evitar dedicar un post de este humilde blog a las palabras de Iker Jimenez. He tenido la necesidad de escribir, pues parece que 140 caracteres se me quedan demasiado cortos para decir una verdad como un templo: gracias a reflexiones valientes como las que se atreve a hacer Iker, su programa, Cuarto Milenio (y su hermano Milenio 3) están a la cabeza de la divulgación de un periodismo serio del misterio.

Que orgulloso me siento de que Iker Jiménez sea español. Y no me malinterpreten esto no es ningún tipo de comentario de patriotismo desfasado, es una reflexión de como muchas veces nos queremos ir fuera de las fronteras a buscar o a aprender de otros cuando en nuestro países tenemos a profesionales tan grandísimos como este señor.

Os dejo esta estupenda reflexión que va mucho más allá del comentario de una noticia o incluso de la estopa que se merecen muchos medios periodisticos o muchos científicos socarrones, todo esto va de un asunto que se ha repetido durante todos los siglos de nuestra existencia como seres humanos: emprender una caza de brujas cuando alguien quiere pensar, creer, imaginar o llevar su mente más allá de lo que establecen las reglas sociales.

Buenas tardes

 

Anuncios